Medidor de nivel resistivo conductivo.


El medidor de nivel conductivo o resistivo; consiste en uno o varios electrodos y un
relé eléctrico o electrónico que es excitado cuando el líquido moja a dichos electrodos. El líquido
debe ser lo suficientemente conductor como para excitar el circuito electrónico, y de este modo el
aparato puede discriminar la separación entre el líquido y su vapor, tal como ocurre, por ejemplo,
en el nivel de agua de una caldera de vapor. La impedancia mínima es del orden de los 20 MO/cm,
y la tensión de alimentación es alterna para evitar fenómenos de oxidación en las sondas por
causa del fenómeno de la electrólisis. Cuando el líquido moja los electrodos se cierra el circuito
electrónico y circula una corriente segura del orden de los 2 mA; el relé electrónico dispone de un
temporizador de retardo que impide su enclavamiento ante una ola del nivel del líquido o ante
cualquier perturbación momentánea o bien en su lugar se disponen dos electrodos poco separados
enclavados eléctricamente en el circuito.
El instrumento se emplea como alarma o control de nivel alto y bajo, utiliza relés eléctricos para
líquidos con buena conductividad y relés electrónicos para líquidos con baja conductividad.
Montado en grupos verticales de 24 o más electrodos, puede complementar los típicos niveles de
vidrio de las calderas, y se presta a la transmisión del nivel a la sala de control y a la adición de las
alarmas correspondientes.




El instrumento es versátil, sin partes móviles, su campo de medida es grande con la limitación
física de la longitud de los electrodos. El líquido contenido en el estanque debe tener un mínimo de
conductividad y si su naturaleza lo exige, la corriente debe ser baja para evitar la deterioración del
producto. Por otro lado, conviene que la sensibilidad del aparato sea ajustable para detectar la
presencia de espuma en caso necesario.

by ............ .