Las corrientes armónicas que fluyen a través de las impedancias de una red de distribución ocasionan unas caídas de tensión armónicas que distorsionan la forma de onda de tensión,



 como muestra la figura 3. Esta distorsión de la forma de onda es
particularmente importante en los sistemas de distribución eléctrica de elevada
impedancia. Esta desviación anormal de las fuentes de suministro causan disfunciones
en los equipos y fallos prematuros que es lo que se denomina “Baja calidad de la
energía”.
Figura 3: Generación de una forma de onda de tensión distorsionada.

This entry was posted by ............ Bookmark the permalink.