PLC AC500-XC de ABB para uso en "condiciones extremas"

Este nuevo PLC de AC500-XC de ABB para entornos extremos está protegido contra humedad alta,  temperaturas altas y bajas,  presión de aire baja, niebla salina y gases peligrosos, así como vibración y resistencia al choque. Gracias al cual los costes de fabricación del sistema se reducen, al eliminar la necesidad de sofisticadas envolventes de protección con sellos especiales, climatización, amortiguadores, protección contra perturbaciones electromagnéticas (EMC), etc.
PLC AC500-XC de ABB para uso en "condiciones extremas"
El PLC AC500-XC, gracias a sus características, garantiza que los sistemas de control en ambientes y entornos hostiles sigan siendo funcionales y fiables. Este tipo de condiciones pueden encontrarse en numerosas aplicaciones de automatización comunes como minas, túneles, embarcaciones, grúas, plantas de aguas y de tratamiento de aguas, plataformas marinas, turbinas eólicas, seguidores solares y estaciones meteorológicas y de navegación.
El PLC AC500-XC es una variante reforzada del conocido PLC AC500 modular de ABB. Casi todos los módulos de la amplia gama de AC500 están disponibles en variante XC (Condiciones eXtremas), para proporcionar a los usuarios una plataforma de control modular que ofrece una flexibilidad y escalabilidad muy amplias.
Los PLC AC500-XC también ejecutan exactamente el mismo código de programa que el AC500, lo que permite a los usuarios migrar a soluciones más sólidas con mucha facilidad y simplificar así, el desarrollo de sistemas que requieren sistemas de control para condiciones tanto estándar como hostiles. Esta compatibilidad dentro de la gama es también aplicable al PLC de seguridad de ABB, el AC500-S-XC. Las dimensiones mecánicas y las especificaciones eléctricas de las conexiones también son las mismas que las del AC500 estándar, lo que permite la reutilización de los diseños existentes.
Contar con un PLC con las características del AC500 XC permite acceder a un amplio potencial de aplicaciones. Funcionamiento en regiones o áreas con temperaturas extremas entre -30° y +70° grados centígrados, garantizando una puesta en marcha a temperaturas de tan solo -40° C. Las tarjetas electrónicas están recubiertas con un revestimiento para protegerlas de niveles de humedad altos. El PLC AC500-XC es inmune igualmente en atmósferas de alta salinidad y de alto nivel corrosivos con la presencia de gases como H2S, SO2, CL2 y NO2. También se toleran niveles altos de vibración y resistencia al choque, con aceleraciones de hasta 4 g a partir de vibraciones aleatorias de hasta 500 Hz, o bien 2 g en el caso de vibraciones sinusoidales. El PLC es capaz de funcionar en altitudes de hasta 4.000 m.s.n.m. También ofrece una protección contra las perturbaciones electromagnéticas ampliada : picos de tensión, transitorios rápidos y descarga electrostática.
La relación beneficio / prestaciones ofrece un valor agregado al usuario simplificando en gran medida el diseño del sistema de control, lo que permite la rápida rentabilización del uso de los PLC AC500-XC de ABB en el entorno de funcionamiento sin envolventes especiales ni dispositivos de protección ambiental. Los ahorros derivados bajo este enfoque son considerables. Incluyen la reducción del tiempo en el diseño, una reducción del cableado, menor consumo energético gracias a la eliminación de la necesidad de enfriar o calentar, así como una reducción en el coste del mantenimiento del ciclo de vida del producto, así como un uso reducido de filtros y una reducción en los costes de reparación.
"El PLC para condiciones extremas de ABB permite instalar los elementos de control y automatización en el lugar donde se necesitan", comenta Thomas Boenig de ABB. "Esta tecnología abre nuevas y más rentables oportunidades en una gama muy amplia de usuarios de automatización".

This entry was posted by ............ Bookmark the permalink.