Definición de un PLC
De acuerdo con la definición de la NEMA (National Electrical Manufactures Association),
un Controlador Lógico Programable es un dispositivo electrónico operado digitalmente, que
usa una memoria programable para el almacenamiento de instrucciones, para implementar
funciones específicas tales como lógica, secuenciación, registro y control de tiempos, conteos
y operaciones aritméticas para controlar, a través de módulos de entrada y salida digitales y
analógicas, varios tipos de máquinas o procesos.
De una manera general, se puede definir al PLC como una máquina electrónica, diseñada
para controlar de manera automática y en un medio industrial, procesos secuenciales diversos.
Un PLC fue diseñado específicamente para:
• Operar en un ambiente industrial. Esta constituido para trabajar confiablemente a pesar
de amplias variaciones de temperatura y aún cuando haya gran cantidad de ruido
eléctrico.
• Usarse por el personal de mantenimiento y de planta. El empleo de un PLC no requiere
del conocimiento de un lenguaje de programación específico, ya que se puede programar
en la forma de diagramas de escalera, familiar a todo el personal de la planta.
• Recibir mantenimiento por parte de los técnicos o electricistas de la planta.
5
Entre las ventajas que se tienen están:
• Se pueden hacer cambios en las secuencias de operación de los procesos de producción
de una manera relativamente sencilla.
• El empleo de un menor número de recursos humanos, reduce los problemas de tipo
laboral.
• Los costos de automatización se reducen en comparación con los que tienen con el control
convencional a medida que los procesos son más complejos.
• Debido a la tecnología electrónica utilizada por los PLC’s, las necesidades de espacio
también se reducen en comparación al requerido con los paneles de relevadores.

This entry was posted by ............ Bookmark the permalink.